Hotel Carlos I
( Noches)

Benidorm, un lugar conocido aún por descubrir

Por | 4 noviembre, 2015 | 0 comentarios

benidorm un lugar mágico

En nuestro Hotel Carlos I nos sentimos realmente contentos por estar viviendo en una ciudad tan maravillosa como Benidorm, porque esta ciudad de preciosos paisajes se ha convertido en un paradisíaco enclave al que acuden millones de turistas procedentes de toda Europa, atraídos por sus playas, su luz y el calor de su sol mediterráneo; sin olvidarnos, de la magia de sus rascacielos, así como por su potente infraestructura hotelera, hostelera y de ocio.

Pero no siempre fue como es hoy.

Las islas de Tabarca y Benidorm fueron utilizadas por los moros en los ataques a la costa de Benidorm. Tras la expulsión de los moriscos en el siglo XVI, los mismos musulmanes expulsados huyeron a Argelia y guiaban a los piratas musulmanes que querían atacar la costa valenciana, viajando con ellos y dando explicaciones sobre los puntos débiles de las zonas de costa cristiana.

¿Sabías que en Benidorm se ha vivido de la pesca…? La mayoría de la población estaba casi todo el año fuera de casa, embarcada en grandes navíos de la Trasatlántica (capitanes, telegrafistas, maquinistas…) o dedicada a las almadrabas. También era habitual la agricultura, en su mayoría de secano.  De hecho, en Benidorm llegó a haber 49 almazaras de aceite.

El turismo llegó mucho después, en 1950 era una villa de pescadores de menos de 3000 habitantes. 

Sus fiestas patronales por aquél entonces eran en marzo pero al haber tanta gente trabajando lejos de casa se tuvieron que cambiar las fechas de las fiestas, pasándolas de Marzo a Noviembre.

En 1993 se celebró el primer siglo de turismo en la ciudad, basándose en el folleto turístico de los “Baños de la Virgen del Sufragio”, publicado en 1893, que constituye el primer folleto turístico conocido de Benidorm, y que además incluía uno de los primeros “transfers” de la historia del turismo, llevado a cabo desde Alicante a través del “tren botijo” que traía a los primeros visitantes desde Madrid y Alcoy.

Como dato curioso…

En la actualidad, Barcelona tiene más de 1.600.000 habitantes y Madrid casi dobla esta cifra. ¿Benidorm? Sólo 70.000 habitantes. Aún así, casi pisa los talones a las dos ciudades más grandes de España en lo que a estancias en hotel respecta. Es la ciudad del turismo de playa por excelencia en España. Además reciben, 5 millones de visitantes al año.

La arquitectura de Benidorm también esconde un agradable encanto. Sus rascacielos están construidos de forma que mires desde donde mires, siempre veas el mar a lo lejos. Y además, no tapan las vistas de los edificios que están construidos a su alrededor. Es extraño que en ciudades que no son centros económicos financieros hayan tantos rascacielos. Después de New York, es la ciudad que más tiene por cada uno de sus habitantes, o sea la segunda a nivel mundial, todo un éxito.

En la actualidad, Benidorm luce más de 25 edificios con más de 100 metros de altura y más de 300 que tienen más de 15 plantas.

¿Sabías que hacen una serie en Reino Unido que se llama Benidorm? Lleva en antena desde 2007 y durante este año hemos podido ver la séptima temporada protagonizada por varias familias de clase media británicas que pasan sus vacaciones en la capital turística de la Costa Blanca.  Y lejos de ser una serie poco conocida, esta comedia es todo un éxito en el Reino Unido (son muchos los premios y reconocimientos que se ha llevado la serie, incluido algún premio nacional de la televisión británica). ¿Su clave? Un humor que roza el absurdo y un festival del kitsch, ideal para todos aquellos que también disfrutan de espectáculos tróspidos como Eurovisión.

Tiene muchos lugares conocidos, pero seguro que no conoces la Torre de Punta Cavall

Está declarada Bien de Interés Cultural y pertenece al Parque Natural Marino Terrestre de Sierra Helada. Situada en la punta de Les Caletes, es un enclave privilegiado para la vigilancia de la costa frente a los ataques y asedios piratas para la que fue construida en el S.XVI. Lo que queda en la actualidad son apenas 7 metros de altura con 8 metros de diámetro de construcción, de lo que sería la base de la torre de vigilancia. 

Para llegar hasta allí, es necesario andar unos 2 kilómetros y medio por una senda asfaltada y bien preparada que transcurre por los acantilados de la Sierra, y que proporciona magníficas vistas desde cualquiera de sus puntos. La ruta tiene dificultad baja y a lo largo del camino hay situados bancos para descansar.

Es especialmente bonita cuando el sol está cayendo ya que su estructura se ilumina con tonos rojizos. 

Ya lo dijo el sociólogo José Manuel Iribas, Benidorm “Se parece mucho a una Coca-Cola de litro: es un producto industrial, de equilibradísima relación calidad-precio, conocido por todos y que por ello a nadie defrauda, apto para toda edad y condición social, útil a toda hora y capaz de combinarse con todo tipo de brebajes”.

 

Categorías: Benidorm

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*